sábado, 4 de diciembre de 2010

Tendencias del nuevo consumidor

Se acerca el nuevo año y nos vemos obligados a revisar o trabajar en nuestro Plan Estratégico del siguiente año, esto nos lleva a pensar en qué ha cambiado versus el año anterior, por dónde está yendo la comunicación?, ¿qué pasa con los indicadores económicos? ¿cómo han evolucionado los mercados? , ¿qué ha pasado con nuestro consumidor? y por supuesto, al final nos preguntamos ¿cuáles son las nuevas tendencias?Hoy, hablar sobre tendencias, es sumamente importante, para cualquier negocio, la velocidad de cambio es tan acelerada que lo que funcionó ayer, no necesariamente puede funcionar hoy. Todo departamento de marketing que no las tenga presente, tendrá más trabajo para tener éxito.Y qué es una "tendencia"? Es un patrón de comportamiento de los elementos de un entorno en un momento dado, en términos sencillos, es el rumbo o dirección que toma el mercado o un segmento de él.Existen, por ejemplo, tendencias musicales: el punk, el rock, la cumbia, la música electrónica, entre otros, también existen, tendencias en las artes plásticas, en la literatura, en la moda, en la publicidad, etc. En general, cada una lleva una fuerte carga ideológica y las personas que las siguen tienen un estilo de vida en particular, lo cual determina considerar distintas premisas al tomar decisiones de compra y consumo.Uno de los factores que pueden influenciar a las tendencias de consumo, es el rumbo de la economía. Tomemos, por ejemplo, la crisis económica del 2009. El consumidor, al estar frente a una crisis, se vuelve escéptico y calculador. Se preocupa por el regateo y el ahorro, buscando gastar donde realmente valga la pena. El entorno social, es otro factor que ocasiona el nacimiento y la desaparición de las tendencias es la opinión que se genera en grupos de opinión relevantes. Tomemos como ejemplo lo que ocurrió con "Kriptonite", la marca de candados para bicicleta, promocionada como de extrema seguridad en los Estados Unidos. Esta tenía bastante prestigio; sin embargo, bastó que un cliente colgara una opinión adversa en un medio digital para lograr la desestabilización total del producto. La tecnología también afecta el comportamiento de nuestros consumidores. Es impresionante la manera en que esta ha avanzado en los últimos veinte años, llegando al punto en que internet ya casi desplaza a la televisión como el medio de entretenimiento por excelencia. Internet, ofrece, entre otras cosas, la oportunidad de obtener la información requerida de manera inmediata y completa. Actualmente este medio ha pasado a formar parte de nuestras vidas y se ha convertido en el medio más importante para comunicarnos.Finalmente, un factor de suma importancia pese a pasar fácilmente desapercibido, es el entorno mundial, llamado familiarmente, "globalización". Esta ha permitido que una familia de Europa de nivel socioeconómico medio tenga en su despensa un café colombiano, o que sus integrantes utilicen prendas de algodón peruano, confeccionadas en China pero bajo el formato de maquila para una marca norteamericana. Otro beneficio de la globalización es el crecimiento de la oferta, la gama de productos a los que el consumidor está expuesto, ha aumentado significativamente y esto ha generado que tengamos un consumidor más exigente, el cual debe estar más informado para elegir su mejor opción.
Fruto de la evolución de su entorno, a lo largo de los años el ser humano ha pasado por una serie de cambios en sus costumbres y manera de actuar. Estos son cada vez más veloces. Si queremos formar parte del mundo actual, debemos ir de la mano con ellos y no darles la espalda.
Las tendencias rigen el rumbo del mercado, nos marcan el paso. Debemos aprender de ellas; solo así podremos saber hacia dónde ir.Como resultado de las nuevas culturas emergentes, los cambios en la economía, en la manera de hacer negocios y las nuevas oportunidades que nos brinda la tecnología, tenemos frente a nosotros un nuevo medio en el cual debemos aprender a desenvolvernos. Aparecen nuevos mercados a los que debemos aprender a llegar.Como empresa, también debemos hacer frente a estas modificaciones de conducta y nuevas orientaciones de los consumidores. Se necesita identificar cuáles son sus preferencias y necesidades de acuerdo con su nuevo perfil. Solo así podremos establecer estrategias directas que nos den la oportunidad de acercarnos a ellos e iniciar una relación duradera.Si queremos continuar en carrera como empresa, debemos tener un acercamiento verdadero que nos permita formar parte de la rutina del consumidor. Se debe establecer conversaciones fluidas con él para poder saber los que realmente opina y necesita. Esto es necesario si se pretende seguir compitiendo en un mercado donde las diferencias entre productos son cada vez más intangibles y duraderas. Fuente de Liliana Alvarado