miércoles, 25 de agosto de 2010

FABER-CASTELL con 250 años de existencia

La Empresa internacional líder en la fabricación de lápices de colores cumplirá 250 años de fundada el próximo año y lo celebra reforzando que su mayor compromiso es con el medio ambiente y el cuidado del planeta.
La empresa internacional de artículos de escritura Faber-Castell, líder fabricante de lápices de colores y artículos de oficina, se avecina a cumplir un cuarto de milenio de historia y mientras avanza en los preparativos, anunció que uno de los pilares que han contribuido a su éxito a lo largo del tiempo manteniendo su vigencia es la política de auto sustentabilidad que ha desarrollado y que gracias a logros tangibles, le ha valido importantes reconocimientos nacionales e internacionales.
Faber-Castell es hoy en día sinónimo de calidad e innovación, pero por sobre todas las cosas es una marca 100% ecológica ya que opera con altos estándares de calidad y exigencias industriales para hacer todos sus procesos amigables con el medio ambiente y el cuidado del planeta, pues cuenta con la certificación ISO 14001.
El año pasado, Faber-Castell puso en vigencia un lineamiento institucional con el objeto de organizar y reforzar sus iniciativas de sustentabilidad y con el fin de consolidar e intensificar su interés por las cuestiones sociales y ambientales, la compañía está asociando un nuevo concepto al lápiz a través del EcoLápiz elaborado con madera 100% reforestada y con certificación (Forest Stewarship Council).
La marca Faber-Castell destaca por su versatilidad e innovación “sólo Faber-Castell ofrece el instrumento de escritura adecuado para cada etapa del proceso de aprender a escribir” y adicional a ello, sus productos muestran valores agregados como presentaciones triangulares (sustentada en estudios de ergonomía que avalan la facilidad de uso para los pequeños), hexagonales, con zonas de agarre antideslizantes, (tecnología patentada denominada Grip), sus lápices de colores son los únicos con el aval de no tóxicos de reconocidos entes locales que los hacen 100% seguros, son 100% lavables y los únicos 100% ecológicos del mercado.
La línea de productos ecológicos de Faber-Castell esta compuesta por: El EcoLápiz en sus versiones Grip, Acuarelable y Jumbo, así como los lápices de Colores EcoLápices disponibles en presentaciones de 12 y 24 unidades.
El EcoLápiz está elaborado con madera 100% reforestada y con certificación (Forest Stewarship Council), sus micropartículas activas de grafito garantizan una escritura más resistente, fuerte, suave y de fácil borrado. Por su parte, los colores EcoLápices garantizan máxima calidad, tonos más intensos y excelentes resultados al momento de dibujar y colorear, con total respeto por el medio ambiente. El lápiz de grafito negro de Faber-Castell es un producto de referencia en el mercado por su calidad superior, su mayor resistencia a las quebraduras, su color más intenso y su posibilidad mejorada de borrado. Los EcoLápices negros de Faber-Castell están disponibles en todos los tamaños, trazos y tipos de mina.
Faber-Castell es el fabricante líder en el mundo de lápices de madera, y saca al mercado 2.200 millones de lápices cada año. La compañía creó y administra un proyecto único y pionero en Prata, que consiste en la plantación de árboles para la producción de lápices. Todos los lápices fabricados por Faber-Castell se producen en un 100% con árboles producto de la reforestación y las plantaciones cuentan con la certificación forestal del FSC, un trabajo que comenzó a principios de la década del ‘60. El próximo año la Empresa cumplirá un cuarto de milenio de historia destacándose que la Empresa tiene 8 generaciones en manos de una misma Familia.

Hoy en día está representada en más de 120 países y cuenta con 15 plantas de producción y 22 sociedades distribuidoras en todo el mundo. Faber-Castell es una de las empresas líderes a escala internacional respecto a productos de alta calidad para escribir, dibujar y diseñar de forma creativa, así como uno de los fabricantes más importantes de lápices de madera con una producción de 2.2 mil millones al año de lápices estándares y de colores.